Pastelería Escoda apuesta por la calidad y la seguridad

 In Actualidad

El certificado IFS garantiza que nuestros productos están realizados con gran calidad y seguridad manteniendo la fabricación tradicional que nos diferencia.

 

IFS empezó en 2003 bajo el nombre International Food Standard. Entonces, centrándose en el aseguramiento de la seguridad de los alimentos así como de la optimización de procesos de productos. IFS continúa siendo fiel a estos principios, aumentando su oferta. Actualmente, IFS tiene siete normas distintas, desarrolladas en colaboración con las empresas, en forma de representantes de la industria, entidades de certificación y distribuidores. Su objetivo es ayudar a la industria a evitar retiradas de productos, optimizar los procesos y facilitar la venta de productos al distribuidor. Además, mediante su oferta de cursos, quieren apoyar la implementación de las normas.

 

IFS es un sistema de seguridad alimentaria que garantiza la calidad y la seguridad del producto fabricado bajo los protocolos de dicho sistema de calidad IFS, manteniendo siempre las formas tradicionales de fabricación del producto pero con la mayor seguridad,  desde la elección de un proveedor, de una materia prima,  hasta la transformación de dicha materia prima a un producto final lo más inocuo y seguro para el consumidor incluyendo también el envasado final del producto terminado e incluso su expedición. Seleccionando y homologando al proveedor para conseguir un resultado final de la fabricación de todos nuestros productos lo más seguros y de la mayor calidad en el mercado.

 

IFS tiene ocho normas enfocadas en las áreas de alimentación y no alimentación que cubren los diferentes procesos y servicios a lo largo de la cadena de suministro. IFS no determina cómo tienen que ser estos procesos sino que proporciona una evaluación de los mismos a través de un enfoque basado en el riesgo.

Las diferentes normas son utilizadas por fabricantes y distribuidores en todo el mundo para así dar respuesta a la demanda de calidad, transparencia y eficiencia que resultan de la globalización. Para que las normas cubran las necesidades de todas las partes implicadas en su desarrollo participan tanto industria y distribución así como entidades de certificación.

 

¿Cuáles son los beneficios del IFS para los fabricantes?

  • Estándares basados en el riesgo
  • Planes de acción  para mejorar los resultados
  • Sistema uniforme  para asegurar  la calidad
  • Reducción del número de retiradas de mercado
  • Procesos optimizados
  • Mayor competitividad
  • Mejores las relaciones con clientes y autoridades, más oportunidades de negocio
  • Reconocimiento internacional
  • Red internacional (datos para la búsqueda de proveedores propios y  distribuidores)

 

Por todo esto, nos enorgullece saber que Escoda cuenta con el certificado IFS, ya que esto garantiza y asegura la calidad y seguridad de todos y cada uno de nuestros productos.

Recommended Posts
0
Descubre nuestra selección de dulces para esta navidad.El día del padre es un día en el que toda la familia se reúne para celebrar y saborear emociones.